Consejos para conservar el vino en buen estado una vez abierto

consejos para almacenar las botellas de vino

Cualquier persona que disfrute del vino de forma frecuente sabe muy bien que lo mejor que se puede hacer una vez que se abre una botella es bebérsela todo ese mismo día. Sin embargo, esto no siempre es posible, ya sea que durante la reunión no haya dado tiempo o que tengas el antojo de tomarte una copa de vez en cuando.

Para estos casos te puede ser muy útil tener en cuenta una serie de consejos para conservar el vino en buen estado después de abrir la botella. Entre los factores más importantes que debes de recordar y tener en cuenta es que siempre se debe de hacer todo lo posible para el contacto con el oxigeno y con la luz.

En el momento en el que se retira el tapón de la botella el vino comienza a deteriorarse debido a la exposición la oxigeno. Es por eso que se deben de seguir una serie de consejos para reducir el deterioro lo más que se pueda y que de esta forma puedas disfrutar de la botella poco a poco.

Mantenerlo cerrado

Tal y como mencionamos anteriormente, en cuanto se abre la botella comienza a deteriorarse por el contacto con el oxígeno, por medio del proceso de oxidación que hace que el vino comience a perder su calidad, el sabor y su aroma. Cuando el contacto con el oxigeno es prolongado el vino puede incluso llegar a convertirse en una especie de vinagre, al cual difícilmente vas a querer beber.

Para retrasar el proceso de oxidación y que las botellas de vino abiertas puedan durar mucho más tiempo en buenas condiciones lo más recomendable es tapar la botella luego de abrirla. Es decir, sirve la cantidad de vino que quieras beber en una jarra o en las copas y después vuelve a tapar la botella y refrigerala.

Se recomienda volver a tapar los vinos con su propio corcho, aunque si este ha quedado dañado puedes usar un tapón especial hecho para vinos, asegurándote de que cierre de la mejor forma posible y que la bebida no entre en contacto con el aire. Puedes comprar tapones para vino en tiendas especializadas a precios muy reducidos.

¿Conservarlo en la nevera sí o no?

guardando botellas de vino en la vinoteca

Cuando los vinos están cerrados no todos tienen que mantenerse a una temperatura fría, pero cuando se han abierto el escenario cambia. Los expertos apuntan que cuando una botella se ha abierto es sumamente recomendable conservarlas en la nevera para que la oxidación se produzca más lentamente.

Si tienes una vinoteca puedes establecerla a una temperatura entre 12 y 16°C para conservar el vino de la mejor forma posible, aunque si no tienes la nevera hará un buen trabajo para mantener tu vino en buenas condiciones durante más tiempo

Asimismo, si el vino está refrigerado antes de abrirse se recomienda sacarlo de la nevera 2 o 3 horas antes de que se vaya a beber para que poco a poco regrese a su temperatura ambiente. Aunque refrigerar los vinos también hace que pierdan ciertas propiedades, el peor enemigo del vino es el oxígeno.

En caso de que no tengas espacio en la nevera y no tengas uno vinoteca, lo más recomendable es conservarlo en un lugar oscuro y fresco que no tenga una temperatura superior a los 22°C.

>> Más información sobre las vinotecas

Evitar que le de la luz

Al inicio del artículo también mencionamos que el segundo peor enemigo de un vino es la luz, especialmente si se ha abierto.

La temperatura recomendada para la mayoría de los vinos está entre los 12 y los 16°C, pero también se debe de tener mucho cuidado en evitar que la luz directa del sol le de a la botella de vino, ya que esto también tiene un gran efecto negativo. Los expertos señalan que incluso una breve exposición a la luz del sol puede cambiar el sabor el vino.

Así que, si tenías pensado guardar tus botellas de vino cerca de la ventana en donde puedan recibir la luz directa del sol, estarías cometiendo un grave error. Los vinos deben guardarse en lugares frescos y oscuros, o al menos en donde no les llegue la luz directa del sol.

Almacenarlo verticalmente

capacidad para almacenar botellas

Cuando el vino esta cerrado lo normal es almacenarlo de forma horizontal para que el corcho se mantenga húmedo y evite la entrada del oxígeno. Sin embargo, las botellas abiertas deben de almacenarse de forma vertical y tapada, no de forma horizontal como las botellas que nunca han sido abiertas.

Esto se hace para que el oxigeno que esté dentro de la botella sólo entre en contacto con la menor superficie de vino posible. De esta forma el oxígeno que está dentro de la botella afectará menos el vino.

Para esto una gran opción son los botelleros de vino verticales.

Preguntas relacionadas

Ahora que ya sabes cómo conservar el vino en buen estado una vez abierto, puede que sigas teniendo una serie de dudas o preguntas. Es por eso que, a continuación, responderemos una serie de preguntas relacionadas o frecuentes que suelen hacerse nuestros usuarios sobre el tema.

¿Cuánto tiempo se puede conservar una botella de vino abierta?

abrir botella de vino

Esto puede variar dependiendo del vino, ya que los vinos jóvenes pueden durar más tiempo que los vinos viejos; los vinos tánicos pueden durar más tiempo que los ligeros; y los vinos blancos cuando se vuelven a tapar y se refrigeran pueden durar más tiempo que los vinos rosados y los tintos.

En el caso del vino espumoso lo más recomendable es beberse toda la botella en el mismo día en el que se ha abierto y lo antes posible. Mientras que los vinos tintos que tienen crianza pueden permanecer abiertos hasta una semana, aunque con el paso del tiempo su calidad no dejará de empeorar.

¿Por qué las botellas de vino tienen la base hundida?

Muchas personas piensan que la base de las botellas de vino está hundida como un adorno, pero lo cierto es que se debe a que desde hace mucho tiempo los sopladores de vidrio, que eran quienes hacían las botellas, dejaban el fondo hundido para asegurarse de que las botellas pudieran mantenerse de pie.

En la actualidad las botellas se hacen con métodos más modernos y resistentes, pero esa característica quedo como una tradición estructural de la botella.

Asimismo, algunos expertos indican que de esta forma se pueden esparcir los sedimentos del vino en el fondo del envase, impidiendo que estos se mezclen al servirse.

¿Cómo cerrar una botella de vino correctamente?

Tal y como hemos mencionado, lo más recomendable es cerrarla utilizando su propio corcho o tapón. Sin embargo, en muchas ocasiones estos pueden quedar muy dañados después de abrir la botella, por lo que se podría recurrir a un tapón nuevo que venden en tiendas especiales o incluso tapones herméticos especiales para mantener el vino bien cerrado después de haber sido abierto.

Estos fueron algunos consejos que puedes seguir para que el vino no se eche a perder una vez abierta la botella. ¿Y tú como sueles almacenar las botellas una vez abiertas para evitar que se dañe el vino? Si tienes algún consejo déjalo en los comentarios para que lo agreguemos así otros usuarios pueden verlo.